jueves, 10 de marzo de 2016

Guglionesi, lugar donde nacieron mis Abuelos.

Guglionesi, luogo di nascita dei miei nonni.

abuelos_totaro_etrusco_3f-POSTAL-3 (1) F
Guglionesi es un pequeño poblado de 5411  habitantes, localizado en la region  de Molise, provincia de Campobasso a 285 km de Roma, y  a 15 km, de Termoli ciudad costera bañada por el Mar Adriatico.
Guglionesi está  ubicado al este de Italia, su altura es de 369 mts. sobre nivel del mar.
Este pueblo esta construido en la cima de un monte, semeja a una torre y tiene la particularidad que desde un mirador puedes ver la campiña prolijamente sembrada y con gran extension de olivares y viñedos.

P1030632
Al estar todo el pueblo en un mismo  plano y poder recorrerlo por su calle “balcon”  puedes ver hacia el este el azul del Mar Adriatico, y si miras hacia el noreste encontraras una cadena montañosa, se trata de los Montes Apeninos que recorren de Italia, unos 1400 km. de Norte a Sur.
P1030578
P1030579
Llama la atencion ver un pico nevado que se destaca a gran altura, se trata del Gran Sasso d´Italia  (2912 msm)  es un macizo de la cordillera de los Apeninos, situada en la sierra de los montes Abruzos en la frontera entre las provincias de Teramo y L áquila
P1030690
Historia de la Emigración en Guglionesi.
El fenómeno de la emigración empezó antes de 1918, cuando casi 1000 de sus  habitantes se derramaron por los países industrializados y ricos del Norte-América. La mayor parte de ellos no volvió más y por tal motivo Guglionesi pasó de los 7500 residentes de 1910 a los actuales 5500.
En 1913, dejaron Guglionesi mis abuelos maternos, María Michela Antonietta Etrusco de 25 años y  Paolo Vincenzo Totaro, de 26  quienes habían contraído matrimonio en enero de 1910.
En su caso  eligieron para vivir la América del Sur, Argentina, arribando al país a mediados de 1913. Partiendo de Nápoles.
Se  calcula que la inmigración Italiana a Argentina desde 1861 a 1920  alcanzo a 2.270.525 personas.
Durante el 1913 partieron 35.000, dos de ellos eran mis abuelos maternos. Antonietta y Pablo.
Muy jóvenes para una decisión tan importante.
La gran mayoría que  dejó  Italia en los últimos  tiempos lo hicieron porqué no encontraban la manera de ganarse la vida.
Quise confirmar este  tema  aprovechando la  charla con una residente del lugar de Apellido Pellicciotta, quien no  dudo en ratificar el hecho.
P1030666
---“No había nada de nada, trabajaban los campos, que desde ya no eran propios sin obtener un mínimo  lucro  que les permitiera progresar. Escasamente podían acceder a  herramientas propias y semillas.
Tampoco había trabajo para artesanos de otros oficios.
Esta situación  continuaba  de generación en generación....
*********
"Seguramente  se produjo una reunión de familias para dar cauce a tamaño atrevimiento, el de dejar Italia."
Pesaron los comentarios otros familiares o vecinos que partieron antes y por carta hacían saber de los logros en Argentina. Esos logros eran trabajo, buena alimentación y posibilidad de estudio para sus hijos. Tierra de paz y con el tiempo un techo propio, conseguido con un  gran esfuerzo.
El primer paso, incondicional  fue dado unos años antes con la firma del acta de casamiento de  Antonietta y  Pablo .
 etrusco totaro Novios

...................Ahora imagino  esa reunión familiar desarrollada en la sala de su modesta casa de la vía Guiscardo 126.
“Presentes en este acto, como se dice en escribanía”:
Por un lado el padre de Pablo, Andrés Totaro y a su lado Irene Leone, su esposa. Por otro el padre de Antonietta, Camilo Etrusco y su esposa María Luigia Altavalle.
También los hermanos del Matrimonio Totaro Etrusco, silenciosos y recordando las recomendaciones de comportamiento que precedieron a la reunión, Ellos eran: Antonino, Filomena,  y  Rosina Etrusco.  Evelina,  Giulietta,  y Romeo Totaro.
No hubo mucho debate , la palabra de  Andrés debió ser terminante  “ Pueden Marcharse, dios los bendiga”
Solo dejaban en Guglionesi, una cama de matrimonio, por ahora vacía. Pero por lógica secuencia sería ocupada en orden cronológico por alguno de  los hermanos o hermanas cuando se casaren.
El amor por la familia partió con ellos rumbo a Argentina con fortaleza y valentía  por  un largo mar.
Medito sobre este aspecto: Ellos en un penoso viaje seguramente en tercera clase, pero lo más penoso no era la clase ni las privaciones que pudieran pasar en el viaje, sino el desarraigo padecido. Comparándolo  con mí viaje a Italia en avión.
Mi Itinerario desde Roma.
Aprovechando las reservas anticipadas de la empresa Trenitalia  adquirí desde Buenos Aires los billetes para el tren “regional” (común de línea). Saliendo  desde Roma Terminal, con un cambio de tren en Campobasso. El tren era a motor diesel y por ser baja temporada solo circula en categoría “regionale”  dos vagones, que quedan con capacidad incompleta.
P1030488
Otra opción que había descartado, por motivos obvios, era viajar en los lujosos trenes rápidos frecciarossa.
El viaje es muy lindo y vas viendo los pequeños cerros totalmente sembrados  que cambian de color de acuerdo al cultivo, a pesar de estar en invierno es bellísimo el paisaje pintado de  verde y amarillo. Sobre  las laderas hay poblados pequeños con típicas construcciones italianas.
Arribo a Campobasso:
La comuna se encuentra en la parte central de la provincia homónima en la región de Molise, a 184 km (por carretera) al este de Roma y a 87 km (por carretera) al norte de Nápoles . * El clima de la ciudad es continental de tipo apeninico.  En invierno son frecuentes las nevadas causadas por  la influencia o choque  de corrientes   del  Adriático que viene de los Apeninos, favoreciendo  una acumulación notable de nieve.  De esta manera será ese  choque de los vientos fríos del norte-este con vientos más húmedos y ciclones desde el sureste, un cóctel perfecto para tener nieve.  Campobasso cuenta con 231.000 habitantes.
En esta localidad  se cambia de tren, e  ingresa a otro de un solo vagón diesel, el cual sale a los pocos minutos.
P1030515
El paisaje es cada vez más atractivo. Al comenzar a caer la tarde ingresas a una zona donde se pueden ver a poca distancia las montañas nevadas.  Debido a mi interés en tomar fotografías de la nieve que comenzaba a caer  , consulte al guarda si podia bajar, respondiéndome que "solo tendría tiempo de poner un pie en el andén, tomar la foto y volver a subir lo más rápido que pueda", ya que el tren solo se detiene para que bajen o suban un par de personas.
IMG_2390
La noche llegó rápidamente y la nevada aumentó, finalmente el arribo a  la estación terminal de Termoli vecina al Mar Adriático, que pertenece también a la provincia de Campobasso. Cuenta con una población estable de 32.000 personas.
P1030542
IMG_2698
A la mañana siguiente retiré un automóvil que había alquilado desde Buenos Aires. , ajuste las coordenadas en el GPS con la dirección del pueblo  y salimos rumbo a Guglionesi, pequeña población distante 15 km. de Termoli.  Ingresé  a la  carretera estatal 483, en un cruce  tomé un camino rural pavimentado que me llevó  bordeando los campos prolijamente sembrados, pudiendo admirar la variada coloración de ellos. Predominaban los Olivares y Viñedos, también se veían huertas,  cercanas a  las pocas casas a la vera del camino. Las otras opciones de ruta llevaban también  a Guglionesi.
IMG_2439
IMG_2492

Imposible trasmitir mi  emoción al ver esos hermosos  campos,  ¡cuánto dolor abran sentido mis abuelos al dejar estas tierras.   Fotos y más fotos, pensé que esa era mi primera visita, y tal vez la ultima. Paré una vez más para juntar tierra en un frasquito que viajó desde Buenos Aires para tal fin.
Curvas y contra curvas, luego una   constante  subida que me llevo a los  369 mts. Allí estaba el cartel  de bienvenida y detrás el pueblo “balcón”  como yo lo bauticé.
IMG_2443
P1030576
Al llegar al nro. 100  de la vía Guiscardo el GPS indicó con una cruz el arribo al sitio seleccionado. La calle era tan estrecha, que debí estacionarme en una pequeña placita para permitir el paso del algúno   de los pocos vehículos  que había por allí.
P1030582
IMG_2464
La mayoría de las calles poseen adoquines de gran tamaño. Cada treinta metros metros salen pasadizos que comunican de  una calle a la paralela, otros son ciegos y terminan en ele. Curiosamente esos pasadizos tienen otro nombre y numeración, siendo muy  dispar la altura de numeración  del  frente izquierdo que del derecho, otros pasajes  chocan con una escalera que te lleva a una vivienda particular, la mayoría con la típica soga que cuelga ropa para secar. Creo que este sistema de secado,  es más costumbre que necesidad, pero no dejan de darle un sesgo nostálgico, colorido y alegre. Es  una señal que indica que esa casa está habitada, también se puede vaticinar la cantidad de habitantes por unidad de vivienda, y sin pecar de atrevimiento, la clase social o económica de cada uno.
P1030600
P1030588
Al quedar atrapado en este antiguo barrio, con viviendas que a mi entender fueron construidas  en su mayoría   antes  de 1830,  perdí la intención de  dialogar con los actuales habitantes de la casa que perteneció, o donde habitaron y/o nacieron  mis abuelos.
En el  umbral de ella quedó mi audacia, posiblemente creí irrespetuoso molestar con mis preguntas, hubiera sido muy penoso que se me viera como un turista que solo buscaba agregar un comentario  breve e intrascendente a  una fotografía  de un pueblo estático., Que desde ya para mí no era así al estar  invadido por la nostalgia y el respeto.
IMG_2451
P1030595
De pronto escucho un sutil sonido  de  pasos  sobre los adoquines, miro que  quien los generaba era una señora del barrio, a la cual  le hago una pregunta para confirmar el nombre de esa calle,  la señora en cuestión,  mira para ambos lados antes de responder, "como para no equivocarse"  diciéndome  que sí, que esa vía era Guiscardo. Su sonrisa pudo  con mi temor y comenzamos a charlar en español con mezcla de italiano. De quien era yo,  de donde venia y el motivo de la visita.   Ella también tuvo familia que se fue hacia La Argentina. Esta amable y simpática  señora venía de hacer las  compras en  algún negocio escondido entre las callecitas, o de la vía principal , la cual descubrí luego de dar varias vueltas. Era las 13  aproximadamente, horario de descanso donde solo yo  andaba  transitando.
IMG_2455
Las pocas personas que vi a esas horas fueron muy amables, respondiendo mis consultas sobre lugares a visitar  en una  mezcla de idiomas  que  sirvieron  para que yo interpretara. Escuche varias campanadas provenientes  de una iglesia, sonaban cercanas pero no la veía, una pareja joven me indicó que se trataba de la Chiesa Santa María Maggiore,  estaba a 200 metros de mi ubicación , llegué hasta ella, pero a esa hora  estaba cerrada, lamenté  no poder ingresar.
P1030636
Felizmente encontré en una recova un bar, abierto, que me permitió degustar un sabroso capuchino. El resto de los parroquianos bebía abundantemente.
P1030645
Según mis averiguaciones,  previas al viaje, no pude encontrar en Guglionesi apellidos Etrusco, ni  Altavalle, si había muchos Totaro y Leone,  que son   más corrientes.
Panificio La  focaccia di Totaro:
Vía Roma 49  Guglionesi.
Ya siendo casi las 14,00 me acerque hasta este local  ubicado en una calle que tenía algo más de movimiento.  Según vi y entendí era una panadería con todo tipo de panes,  facturas (medialunas "cornetos" )  y tortas, además había en el mismo sitio artículos de Almacén y fiambrería. En ese momento estacionaba su camioneta la dueña frente al local, al consultarle si estaba abierto recibí como respuesta , un  “mas o menos”,..... creo que estaban cerrando.
Pedí me preparen unos sándwiches  de jamón crudo (Prosciutto de Módena)  con mozzarella de Búfala, ( eso es común allí), unas bebidas,  y a almorzar en el mirador, con una  vista al Adriático o a los Apeninos, según quisieras.
Las casas con puertas abiertas y en su interior la gente almorzando.
Continué la recorrida por el pueblo, visité el  Municipio y  otras calles que como casi todas,   terminan  en el balcón.
P1030616
IMG_2456
IMG_2479
IMG_2483
IMG_2491
P1030583
P1030607
P1030646
P1030604
Ya siendo las 16, comenzó a refrescar y emprendí la retirada  por la ladera serpenteante  del cerro.
P1030574
Me quedé con ganas de volver otro día, o dormir  en un alojamiento  del pueblo,  pero la programación de viaje que había armado, estaba eslabonada con reservas de trenes y  hoteles en otros sitios más lejanos.
Ya en  Bs.As, pienso que esas horas allí,  si bien  fueron  maravillosas e imborrables, si bien  me  resultaron muy escasas para tanto contenido emocional.
P1030661
Hasta la próxima Guglionesi, si  Dios así  lo  permite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario